2 de octubre de 2013

PERSONAS Y PERSONAJES



A pesar del gran número de alumnos y clientes que he atendido durante años en mis cursos y consultas... todavía continúo asombrándome cuando éstos me preguntan que si para ser felices tienen que "dejar a sus parejas". Entonces es cuando les cuento lo siguiente...

Todos somos diferentes los unos de los otros, cada uno somos de un padre y una madre (que se dice en mi pueblo), a unos nos gustan un tipo de cosas... y a otros lo contrario, unos son felices haciendo ciertas cosas... y otros lo contrario...

Esto está bien, esto se llama diversidad, esto aporta variedad y color al mundo... ¡gracias a Dios que no somos todos iguales y hay diferentes tipos de PERSONAS en el mundo!

Dependiendo de las características, creencias, afinidades, cualidades, defectos y virtudes... vamos eligiendo las personas que formarán nuestro entorno, y entre esas personas estará la que será nuestra "pareja".

Hasta aquí todo claro!!! Pero... (casi siempre hay un pero..) más allá de las PERSONAS, de sus cualidades, de sus intereses hay algo bien diferenciado que a mí me gusta llamar los PERSONAJES.

Imagínate por un momento una compañia de teatro. Ésta está formada por distintos actores, por personas distintas con rasgos distintos, cuerpos distintos, creencias propias distintas... que van allí a representar una obra, una trama. Ese papel, esa interpretación que cada uno pone en escena es el PERSONAJE.

Hasta aquí todo claro!!! Pero... (hay otro pero...) quiero que, aunque te parezca muy obvio, te fijes por un momento en que las PERSONAS (cada uno con sus manos, sus ojos, su boca...) son distintas de los PERSONAJES (el papel que representan, cómo se comportan en el escenario, sus diálogos...).

Así dicho te puede parecer una "tontería", pero es clave para entender muchos de los problemas que podemos llegar a tener en nuestro día a día.

Ahora quiero darte la mano y dar una pequeña vuelta por el mundo de las relaciones familiares y sociales para que veas que prácticamente todo el tiempo las PERSONAS se relacionan entre ellas mediante su PERSONAJE.

Una misma PERSONA puede tener varios PERSONAJES (un personaje de "niño bueno" para relacionarse con sus padres, un personaje de "jefe cabrón" para relacionarse con sus empleados, un personaje de "macho-macho-man" para relacionarse con su novia, un personaje de "femme fatale" para seducir a su novio...). Cada PERSONA va usando su PERSONAJE en función del "escenario", en función de los otros "PERSONAJES", en función del "guión establecido"... o cualquier otro avatar o aspecto de la obra.

Somos seres 100% sociales que nos movemos durante toda nuestra vida en distintos grupos más o menos mayores (familia, colegio, trabajo, ciudad...) y más allá de que seamos o no PERSONAS... nos relacionamos con nuestro entorno con nuestro PERSONAJE.

Hay PERSONAJES que nos funcionan y nos dan satisfacción, éxito, logro, cariño... y otros que nos dan problemas, complicaciones, sumisiones e impotencias... ¡como puedes ver hay todo un mundo de distintas combinaciones de PERSONAJES!

Existen muchos matrimonios, muchas parejas, muchas relaciones que están formadas por PERSONAS maravillosas, cariñosas y geniales... pero que se relacionan entre ellas mediante un PERSONAJE desfasado, tonto, estúpido y sin sentido... Muchas de ellas continúan con el mismo PERSONAJE del primer día, muchas continúan con el mismo papel desde el principio... ¡no están actualizados!. Es como si continuásemos hablando tal como  hace 4 siglos... ¡Y ahí viene el problema!.

Puede ser que "sin darnos cuenta", "sin ser conscientes" seamos presa de un determinado PERSONAJE que seguimos usando con determinada persona y esto nos esté pasando factura en la actualidad. Puedes seguir con el papel de niño pequeño inmaduro e infantil en presencia de tu familia, puedes seguir con el papel de mujer sumisa "de profesión sus labores" cuando en realidad has crecido y deseas salir ahí fuera a hacer otras cosas y vivir otras experiencias...

Por eso cuando mis clientes me preguntan que si para ser felices "tienen que dejar/cortar con sus parejas" (parejas... o madres, o padres, hermanos, amigos...) yo les digo siempre que le echen un ojo a su PERSONAJE. Que vean la diferencia entre la PERSONA y el PERSONAJE, tanto en ellos como en quien tienen enfrente. Que "actualicen" su papel, que hablen con la otra PERSONA y con el otro PERSONAJE para ver quien está escribiendo el guión de su obra. Que vean primero si es un "simple problema" de la evolución del personaje antes de "cortar por lo sano"...

He sido testigo de matrimonios al borde del divorcio inminente que tras una "actualización" del personaje han vivido los mejores años de su vida... y personas que del tirón han "cortado" con la persona, han comenzado una relación con otra persona... ¡y han seguido utilizando el mismo PERSONAJE que usaban en la anterior relación! = catástrofe!!! El mismo collar con distinto perro...


Podemos estar rodeados de PERSONAS maravillosas y que nuestro PERSONAJE (tímido, sumiso, calculador, irritable, posesivo, celoso, inseguro, servicial...) nos impida lucirnos en esta función llamada Vida (que poético me ha quedado esto!!!). Podemos buscar y buscar y buscar... nuestra alma gemela, llegar a tenerla delante y no darnos cuenta de ello por la "miopía" de nuestro PERSONAJE..., por no estar "al día", actualizado, a punto, definido...

A veces con tan sólo "abandonar/cambiar/modificar" el personaje que mantenemos/interpretamos/representamos con determinadas personas pueden solucionar los problemas que tengamos con las mismas sin necesidad de "cortar" con ellas. Por eso en ocasiones, antes de "cortar por lo sano", hacer las maletas e irse a la otra punta del planeta... es buena idea el ver si no es nuestro PERSONAJE, nuestra "programación interpretativa" la que está "fallando" y alejándonos de nuestra felicidad... y si no... ¡pues a tomar por culo y a vivir que son dos días!

Comparte esta entrada con quien creas que puede serle útil, o dale al me gusta si así ha sido.

Muchas gracias, mahalo nui loa!!!







1 comentario:

  1. Pedro, quiero darte la enhorabuena por todo tu trabajo, por tus publicaciones y esos vídeos tan fantáticos. ¿Para cuándo una visita por México? Te esperamos pronto. Besos

    ResponderEliminar