1 de agosto de 2013

LA MEJOR MANERA DE EMPEZAR A SOLUCIONAR TUS PROBLEMAS




Si hay algo que abunde en esta vida son los "problemas". Problemas graves, problemas menos graves, problemas que te quitan el sueño y problemas que te hacen perder la cabeza..., raro es quien no tiene un "problema"... ¡incluso hay personas que tienen dos! ;)

Hoy quiero contarte la mejor forma para empezar a solucionar tus problemas. ¿Quieres que te la diga? Pues ahí va...



"La mejor forma para empezar a solucionar tu problema 
es sabiendo cuál es tu problema"


En estos momentos es posible que estés pensando que se me ha ido la cabeza, que no sé lo que digo o que tomo drogas en ayunas... ¡Pues ninguna de la tres! Te sorprendería la de personas que acuden a mi consulta o a alguno de mis cursos con la intención de "solucionar su problema"...¡y no saben cuál es!.

Dicho de esta manera puede resultar un poco raro, pero no me negarás que muchas veces en nuestra vida en medio de nuestras quejas, en medio de ese caos diario que podemos tener en nuestra cabeza, en medio de ese torbellino emocional que nos arrastra... ¡no tengamos ni puñetera idea de cuál es en realidad nuestro problema!.

Y...¿sabes una cosa? Si no sabes cuál es tu problema es muy difícil que lo soluciones, si no eres consciente del problema difícil será encontrar una solución al mismo...

Y...¿sabes por qué? Porque si no sabes que tienes un problema..., no buscarás una solución al mismo... ¿Llevarías tu coche al taller a repararle el tubo de escape si no supieses que está roto? ¡No sé tú..., yo no!

Para ello no te propongo tan sólo "saber cuál es tu problema", sino que des un paso más para concretarlo y logres hacerlo con cuantas menos palabras mejor... y así posteriormente facilitar la búsqueda de una solución. Para llevar esto a cabo te recomiendo lo que yo llamo "El Problemómetro".


¿Cómo lo harás?

Piensa por un momento en tu problema (si tienes varios elige el que creas que más te afecta en tu vida, al que le des más importancia). Sé que es un problema que te preocupa mucho y es muy complejo pero...
  • Intenta"resumirlo" en 10 palabras.
  • Ahora vuelve a resumirlo utilizando tan sólo 6 palabras.
  • Ahora utiliza tan sólo 4 palabras para definir tu problema...
  • ¡Y ahora nombra tu problema con tan sólo 1 palabra!

Este ejercicio de síntesis que te propongo es para que utilices a tu favor los mecanismos de tu cerebro e intentes concretar, definir y determinar tu problema lo máximo posible...


¿Qué conseguirás con este ejercicio?
  • No perderte entre palabras, palabras y más palabras que no te llevan a ningún lado.
  • Saber exactamente cuál es tu problema.
  • Hacerlo más "pequeño", quitarle todas las "fundas" que lo rodean.
  • Distanciarte de él, volverte más objetivo respecto al mismo.

Con este ejercicio podrás poner en tan sólo una palabra tu problema...,y es muy muy posible que te puedas dar cuenta de que quizás "ese problema" no es tanto como tú pensabas, que no tiene tanta fuerza como tú creías y que en realidad no es tan "problemático"como parecía en un principio...


La mejor forma para empezar a solucionar tus problemas 
es sabiendo cuál es tu problema... 
¡y ahora ya sabes cómo!


Comparte esta información con aquel que creas que puede serle útil o quieras ayudar a que supere algún problema..., o dale al me gusta si así ha sido!!!


Muchas gracias por toda tu atención. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario