16 de junio de 2013

EJERCICIO DE CORTE: LE QUIERO - NO LE QUIERO



Una de las consecuencias de los males de amores es "no tener la cabeza en su sitio". Desde fuera puede parecer que estás perfectamente, que sonríes, que eres capaz de realizar tus tareas diarias... pero dentro de tu cabeza hay una "batalla" que te tiene secuestra la razón, la atención y todas tus neuronas.

Hasta que se empieza a "controlar" la crisis sentimental, hasta que empieces a "ver algo de luz", pueden surgir
momentos en los que parece que interiormente te has dividido y hay en tu mente dos personas bien distintas... ¡y cada una con unos gustos, planes e ideas diferentes!

¿No te ha pasado alguna vez que has sentido en un mismo instante que querías volver con tu pareja y por otro lado a la vez sentías que querías continuar sin ella?, ¿no ha coincidido en tu cabeza al mismo tiempo pensamientos tales como "le odio" y "le quiero"?, ¿no te has dicho eso de "estoy muy bien sola..." pero "le echo mucho de menos"?...

No te preocupes por esta especie de "doble personalidad"... ¡no te estás volviendo loca!. Date cuenta que es muy probable que en cuestión de días hayas pasado de tener un tipo de vida a otro, de ver a ciertas personas a dejar de hacerlo,... Todos los sistemas de tu cuerpo están todavía "recogiendo" datos para adaptarse a la nueva situación.

Sentir que "le quieres" y "no le quieres" al mismo tiempo puede resultar una situación que te haga ver que no tienes el control total de tus emociones. Por eso, hoy te propongo un ejercicio de corte para poner un poquito de orden dentro de tu cerebro.

De nuevo utilizaremos esta técnica fantástica y maravillosa que es el tapping

Para realizar este ejercicio te recomiendo que, si puedes, busques algún lugar tranquilo y a solas de tu casa y que "conectes" con esa sensación de sentimientos encontrados (ese "le amo – le odio"). Intenta no ser muy racional, déjate llevar por lo que pueda acudir a tu cabeza... ¡y comienza a hablar!

Que lo que sientes es que le echas de menos y te acuerdas de los buenos momentos, de su colonia, de sus besos, de sus camisas, de que el armario estaba más lleno con su ropa... ¡pues lo vas diciendo con todos los detalles que puedas MIENTRAS TE HACES TAPPING!

Exprésate, deja que salga ese sentimiento al exterior mientras te aplicas tapping. Si quieres llorar llora, si quieres reír ríe... ¡pero siéntelo y exprésate!

Que sientes también que ahora se abre una nueva vida ante ti y puedes hacer más cosas, eres más libres y comienzas a ser tu misma... ¡pues lo vas diciendo con todos los detalles que puedas MIENTRAS TE HACES TAPPING!

De esta manera diciendo los dos "sentimientos encontrados", verbalizando esa "contrariedad" interna mientras te haces tapping... conseguirás "ir poniendo en su sitio" todos los recuerdos, todos tus planes futuros y las emociones que acompañan a estos.

Te recomiendo realizar este ejercicio en esos días en los que quizás se acentúe más que le "echas de menos" pero... "que ahora estás mejor". Exprésate, di lo que sientes de un lado de tu corazón y del otro... ¡y hazte tapping mientras tanto!

Qué... ¿algún "le quieres – no le quieres"?
Pues dale caña al tapping!!!

Puedes compartir esta entrada con todas aquellas personas con el "corazón dividido"..., o dale un "me gusta" si lo deseas!!!

Muchas gracias por tu atención!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario