25 de mayo de 2013

UN PAR DE SECRETOS SOBRE LAS CRISIS



Soy consciente que no hay consejo, recomendación, chiste, historia, cigarro o ánimos que puedan consolarte cuando estás todo el día "comiéndote la cabeza" con el mismo asunto o cuando no puedes dejar de pensar por qué te ha sucedido eso a ti.

Pero, a pesar de todo eso, quiero
romper una lanza a favor de las "crisis" y decirte que aunque en un principio sea una etapa en la que te vuelves loco, no ves la salida por ningún sitio y parece que el universo se ha olvidado de ti..., es una "gran oportunidad de crecer"..., a pesar de que el "traje" con el que se presenta sea el más feo: rupturas, cambios inesperados, taquicardias, infidelidades, separaciones...

Lo que me resulta siempre extraño es que, conociendo los giros que puede dar la vida de un día para otro, siempre nos encuentran dichas crisis desprevenidos y esto puede hacer que nos quedemos atrapados en ellas más tiempo del necesario.

Yo creo que esto sucede porque, con todo lo listo que podamos parecer los seres humanos, todavía somos una panda de "monos sin pelo" que no termina de aceptar que no se puede tener el "control total" sobre todo lo que ocurre en nuestras vidas.

Queremos vivir en un mundo "superhappy". Gastamos mucho tiempo, esfuerzo y dinero en mantener toda nuestra existencia dentro de una "seguridad eterna". El no aceptar que las cosas caducan o se terminan pueden hacernos perder oportunidades maravillosas de seguir creciendo y descubrir nuevas cosas.

Si te aferras al instante sin querer que nada cambie, le estás volviendo la cara al movimiento cíclico natural de la vida. Te convertirás en un enemigo de lo nuevo, en una víctima del miedo al cambio y te quedarás paralizado en algo que ya no existe: tu pasado.

Nos cuesta mucho andar en la incertidumbre, ahí no funcionan las linternas de nuestra racionalidad, y por ello reaccionamos huyendo de la realidad: pastillas, alcohol, drogas, relaciones vacías, compras... Puede que "consuelen" por unos instantes..., pero a la larga reducen tu energía, te atontan e idiotizan.

La crisis (sea del tipo que sea) que se "instala" en medio de tu vida megáfono en mano, te está gritando que te muevas, que saltes, que escuches a tu corazón, que te reinventes..., que mires a tu alrededor y seas consciente de que detrás de la primavera viene el verano, y detrás de éste el otoño, y luego el invierno... ¡y luego de nuevo la primavera!!!..., ¡y ningún árbol o animal se queja de tales "cambios"!.

Si el resto de seres vivos de este planeta, con cerebros mucho menos desarrollados que los nuestros, entienden los "cambios y ciclos" de la vida... ¿qué no podemos llegar a entender nosotros con los nuestros?.


¿Qué haces tú con el tuyo?

Muchas gracias, mahalo nui loa!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario