2 de marzo de 2013

EN BUSCA DE LA FELICIDAD



Hoy voy a hablar de algo que me toca mucho las narices y creo que ha hecho mucho daño a muchas personas:

LA BÚSQUEDA DE LA FELICIDAD

Tengo la inmensa suerte de trabajar en lo que me gusta. Soy un enamorado de mi profesión, de mis cursos, de la psicoterapia, del desarrollo personal... ¡y de las personas!. Pero cada vez que oigo decir a alguien
(cliente, alumno, conocido, amigo, familiar...) que están "buscando la felicidad"... ¡me da un patatús!.

Y créeme, se lo he oído decir a mucha gente..., es más ¡creo que todo el mundo anda por ahí como loco "buscando la felicidad"!. Me asombro de ello por dos motivos:

1- ¿Qué es la felicidad?.
2- ¿En qué lugar está dicha felicidad para "salir" buscarla?

Si nos pusiésemos a filosofear sobre qué es la felicidad nos podrían dar las uvas: ¿es algo material, es algo espiritual, es un estado, es una situación...?, ¿es el coche que tiene el vecino, es el puesto de trabajo del jefe, es el cuerpo de las modelos...?, ¿es mi felicidad la misma que tu felicidad, es tu felicidad la misma que mi felicidad...?... ¡la vida es muy corta y preciosa para tanta filosofía!

Si hay que "buscar" la felicidad..., entonces es que ... no está aquí, está en otro lado, ¿no?. Entonces, ¿donde está?, ¿está en el tiempo, o está en el espacio?... De nuevo, ¡la vida es muy corta y preciosa para tanta filosofía!

¿Quieres que te diga una cosa? Ven acércate...

La felicidad SIEMPRE está aquí. Ya soy feliz, tú ya eres feliz, él ya es feliz, nosotros ya somos felices, vosotros ya sois felices y ellos ya son felices!!! No es algo que tengas que lograr en un futuro. Tú ya eres felicidad aquí y ahora, en este preciso instante, así que no es algo que tengas que hacer, que tengas que esperar, que tengas que buscar... ¡Tan sólo tienes que pararte unos momentos y empezar a darte cuenta!

La mente humana es una jodida máquina de buscar, es una buscadora incansable. Nuestra cabeza está siempre buscando y buscando. Nuestros pensamientos están siempre buscando, anhelando, pidiendo, necesitando... Cuántas y cuántas veces olvidamos el presente buscando en el futuro, cuántas y cuántas veces olvidamos el ahora buscando perdidos en el pasado...

El mismo esfuerzo de "buscar" la felicidad es ya un completo error. ¿Sabes por qué? Porque estás buscando "allí", porque estás buscando "luego", porque estás buscando "antes". El primer obstáculo para encontrar la felicidad es precisamente buscarla. En el momento en que pones un pie en el suelo con la intención de salir a buscarla... ¡ya estás equivocada!.

Si por mí fuese haría una ley que prohibiese "buscar la felicidad" y estaría penada con años de cárcel... ¡cuánta búsqueda inútil se evitaría!
Si por mí fuese haría una ley que nos obligase a "darnos cuenta" de que ya somos felices, de que ya respiramos, de que estamos aquí y ahora... ¡se dispararían los índices del bienestar!

Hubo una vez en mi vida en la que me propuse buscar a toda costa la felicidad..., cogí una mochila y recorrí media Europa, parte de Estados Unidos y un trocito de África... Busqué en Londres, Alemania, Francia, Croacia, Nueva York, Boston, Marruecos... ¡y no estaba en ninguno de esos lugares!.

Como no estaba en ningún "país" decidí buscarla en las "personas"..., la busque en los miembros de mi familia, en mis amigos, en un par de novias, en los compañeros del trabajo... ¡y no la hallé en ninguna de ellas!.

Como no estaba en ninguna "persona" decidí buscarla en "ideas ajenas"..., la busqué en cientos de libros, de cuadros, de películas, de frases, de religiones, de filosofías... ¡y no estaba en nada de eso!.

Al final resulta que estaba mucho más cerca de lo que yo pensaba. Estaba justo en ese latido que cada segundo más o menos hace mi corazón, estaba en ese punto exacto entre respiración y respiración, estaba en cada uno de mis parpadeos, estaba en ese éxtasis de beber agua fresca en pleno verano, estaba en poder caminar con mis propias piernas, estaba en cada canción que cantaba en la ducha... ¡estaba en mí!.

Ese día dejé de "buscar" la felicidad. Ese día dejé de buscar y empecé a encontrar.

¿Te parece buena idea el dejar de buscar y empezar a encontrar?
Pues hazlo!!!

Si crees que hay por ahí alguna persona "perdida" tratando de "encontrar" la felicidad, puedes compartir esta entrada..., o dale un "me gusta" si te parece buena idea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario